Warhammer Quest desde cero – Introducción

Mis inicios en el mundo de miniaturas vinieron cuando de pequeño le dije a mis padres que quería Warhammer, sin tener muy claro lo que era. Ellos fueron a una tienda y me trajeron una caja, esta era de Warhammer Quest, la edición Española. Yo descubriría que esto no era lo que quería pero tampoco dije nada y me quedé con la caja.

Nunca jugué. Era demasiado pequeño cuando empecé y pinté dos miniaturas con témperas. Témperas!! No digo más. Pero si que las monté, miré los libros y recuerdo  que me encantaban los Snotlings y siguen encantádome esos bichetes!! Pero nunca llegué a jugar. Creo que aún conservo algunos tableros pero han pasado muchos años, muchos.

Sin embargo, sé que era un juego increible y que de haber empezado habría metido muchas, muchas horas. Ahora, que tengo 32 años y una niña de menos de un mes mientras escribo esto pienso que es buen momento para, poco a poco, intentar hacerme con el juego por dos motivos.

Uno es que tengo esa nostalgia, a pesar de no haber jugado, tras haber leido tantas veces las reglas es como si lo hubiera jugado. Además sé que es divertido y he jugado a juegos similares y ahora mismo necesito WHQ!!

Otro es que me gustaría jugar con mi hija cuando sea mayor. No obstante para ello también tengo otro proyecto en mente, que es un Warhammer Quest MUY simplificado para que pueda jugar pronto y practicar juntos matemáticas básicas así como algún pequeño acertijo.

Por ello me animo con esta serie de posts en los que iré contando como iré haciéndome con el juego. Lo suyo es empezar con la caja básica e ir, poco a poco consiguiendo las dos expansiones, aunque puede que compense más la caja básica e ir consiguiendo miniaturas de más niveles o simplemente hacer perfiles avanzados para las miniaturas de la caja básica. Todas las opciones son válidas.

De momento, veamos los contenidos de la caja básica (versión no española):

Libros de reglas:

  • “Hoja rápida”
  • Libro de reglas
  • Libro de aventuras
  • Libro de jugar al rol
  • Hoja de registro de aventuras

Miniaturas:

  • Bárbaro
  • Enano
  • Elfo
  • Mago
  • 3 Minotauros
  • 6 Guerreros orcos
  • 6 Arqueros orcos
  • 6 Lanceros goblin
  • 6 Arqueros goblin
  • 12 Snotlings
  • 12 Skavens
  • 12 Arañas gigantes
  • 12 Murciélagos gigantes
  • 12 Ratas gigantes
  • 10 Puertas (son “miniaturas”)

Cartas:

  • 19 cartas de evento
  • 23 cartas de mazmorra
  • 30 cartas de tesoro
  • 15 cartas de hechizo
  • 17 cartas en blanco
  • 4 cartas de personajes
  • 4 cartas de subida de nivel
  • 4 cartas de equipo

Tablero:

  • 6 habitaciones de mazmorra (4×4)
  • 5 habitaciones de objetivo (8×4)
  • 7 pasillos (6×2) algunos si no me equivoco 4 de un color y 3 de otro
  • 3 cruces en T (6×2 + 2×2)
  • 1 escaleras (6×2)
  • 1 esquina (4×2 + 2×2)

Marcadores:

  • 1 puerta de verjas
  • 1 derrumbamiento
  • 3 pozos de desperación (o fosos)
  • 18 marcadores de escenografía
  • 4 contadores de personaje
  • 6 contadores de enredado o enmarañado (telaraña)
  • 10 contadores de suerte
  • 16 contadores de poder
  • 18 dados (6 normales y 12 pequeños)

Con esto tenemos un poco claro el trabajo que hay que hacer pero veremos que en realidad, para mi, lo más difícil, es tener todas las miniaturas pintadas. Ya que yo lo siento pero no puedo jugar con miniaturas sin pintar!

En el resto de posts iré contando qué elijo para cada cosa y similares.

Parece muy complicado pero para nada lo es, ya lo veréis!

2 comentarios en “Warhammer Quest desde cero – Introducción

    1. Poco a poco y con buena letra!

      Ahora no tengo los materiales cerca así que está parado, pero pronto seguiré con los tableros en 3D (o 2.5D) y con las miniaturas de la caja básica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *